ESPECTACULOS

Quiénes son las mujeres que marcaron la vida de Carlos Perciavalle

Verborrágico compulsivo y con miles de historias para contar, porque su vida es toda una travesía llena de anécdotas risueñas, de esas que son difíciles de creer, se presenta el actor Carlos Perciavalle en su libro Las mujeres de mi vida. Ellas marcaron mi camino, que se publica ahora.

Responsive image
Share on Google+




"Hace 11 años estaba en mi casa de la laguna (Laguna del Sauce, Uruguay) y comencé a escribir mi biografía. Estoy lleno de biografías de mis pares. Escribí un libro tan gordo que mi editor me dijo: - esto va costar una fortuna, no se va a vender. Así que lo dividimos en tres. Esta es la primera parte", afirma Perciavalle en una entrevista con Télam.

"No quería hacer un libro de chismes o de cuentos 'prohibidos' -admite-. Entre los actores hay peleas pero por sobre todas las cosas hay mucho amor y cariño, una especie de idilio, y eso es lo que quería contar... además el público se merece algo más que chismes".

Entre esas mujeres que marcaron su universo se encuentran su madre, abuelas, hermanas y un sinfín de famosas y no tanto que vivieron distintos momentos de la vida del humorista, conductor y productor más llamativo de la época por sus vestimentas extravagantes, además de sus modos y su falta de pudor para hacerle frente a su condición sexual en la década de los 60 y 70.

A María Elena Walsh le dedica uno de los primeros y más sentidos capítulos donde rememora sus primeros pasos de la mano de la cantautora en la obra "Canciones para mirar" cuando interpretaba a Agapito, obra que luego montó junto a China Zorrilla en Estados Unidos.

Su trabajo en la obra era "incentivar a los chicos a decir 'achís'. No cantaba nada. Un día cuando terminó la función, el empresario vino con una bolsa de dinero y se la dio a María Elena. Ella agarró la guita y la dividió en cuatro. Yo me quedé helado", recuerda.

A partir de ese espectáculo Walsh y Perciavalle entablaron una amistad que duró hasta la muerte de la poeta y compositora. "Antes de cualquier estreno le pedía una bendición. La última vez que la vi me miró con sus ojos azul-celeste profundos y me dijo: 'te voy mi bendición para éste y todos los espectáculos que vayas a hacer en tu vida' y al otro día murió", asegura emocionado.

¿Cuál fue la mujer que te completó?, consulta Télam
"La China" afirma estirando la 'i' casi hasta el infinito. El capítulo que le dedica a Zorrilla se titula: "China, ayer, hoy y siempre" y relata el momento casi místico en que se conocieron, en una obra en el Teatro Solís, donde ella actuaba y él estaba sentado como un espectador más con apenas 17 o 18 años. "Cuando la vi me quedé deslumbrado. Para mí fue como ver a una actriz de Hollywood. Era luminosa".

"Desde ese momento no dejamos de vernos nunca. Ni de reírnos jamás. Yo estuve allí en sus éxitos y en sus poquísimos fracasos. Mi relación con China también está llena de carcajadas", evoca.

Hoy en Punta del Este, Perciavalle realiza una obra donde la recuerda: "no pretendo rendirle homenajes ni nada por el estilo, sino recordar las aventuras que tuvimos a lo largo de nuestra historia".

Hace un tiempo invitado a la mesa de Legrand, el actor comentó sobre su encuentro con los extraterrestes, "no solo una vez sino varias", y una de esas tantas estuvo junto a China Zorrilla.

"Juntos nos han pasado cosas maravillosas que cuando las contábamos no nos creían pero no nos importaba", comenta entre risas.

A lo largo del libro, el lector se encuentra con extractos de momentos únicos con mujeres que le son muy leales al showman, que ya está puliendo el segundo título, donde hablará de los hombres que fueron influyentes en su vida.

¿Qué tenés que las mujeres te adoran tanto?
"No sé. Será que la mujer es más sabia y sabe que conmigo no van a tener un romance pero van a tener una amistad verdadera y voy a serle fiel eternamente. Le voy a decir siempre la verdad con todo y voy a tratar de atenderlas, agasajarlas como se merecen", repite como convicción.

Percivalle amplía: "adoro a las mujeres, estoy muy lejos de ser un misógino. Me encantan, me parecen súper divertidas, mucho más inteligentes que los hombres. Dos veces fui a un bar gay pero por trabajo porque me aburren. Si no hay mujeres me aburro, porque con ellas charlo de todo"".

Graciela Borges, Mirtha Legrand, Susana Giménez, Claudia Lapacó, Niní Marshall, Ludovica Squirru, Nacha Guevara, Lolita Torrres, Helena Goñi, Juana Molina, Moria Casán y Soledad Silveyra son, entre otras, las mujeres a las que Perciavalle quiso rendirles homenaje en el libro editado por Planeta.

La mayoría a quienes les dedica el libro son argentinas y Perciavalle recuerda: "Argentina es un paraíso. Lo importante sería dejar los rencores de lado y ponernos a trabajar todos juntos. Con lo rica que es su tierra podríamos vivir sin pobreza y alimentar al mundo entero".

"Tengo muchas esperanzas de que todo dé un vuelco positivo, aunque creo que no voy a poder verlo con mis propios ojos, pero no me importa porque amo tanto ese país, a su gente que es increíble y que ha hecho de mí este ser afortunado y tremendamente feliz que soy".

Finalmente, y a modo de despedida Perciavalle recalca: "la vida me dio la bendición de poder trabajar de actor y eso me dio muchas satisfacciones. A las nuevas generaciones les recomiendo que trabajen duro para llevar adelante esta profesión, que estudien, que valoren el trabajo de sus pares, que no sean 'mal bicho' y que si tienen la posibilidad de ayudar lo hagan porque la vida los va a recompensar infinitamente".


Fuente: Telam.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000