ESPECTACULOS

Películas que robaron nuestra inocencia

Conocer la crueldad del mundo a través de aquellas películas que nos pintan un futuro sombrío, lleno de imposibilidades, de trampas y desasosiego, parece quitar la ilusión de que el cine es una fantasía en la que quisiéramos vivir.

Responsive image
Share on Google+




El destino de los protagonistas en el que todo parece salir bien al final, ya no existe más, porque esas películas nos demuestran los golpes más bajos que puede dar la vida cuando uno ya se encuentra vencido y contra el suelo sin posibilidad de levantarse.

Las películas son una mirada a un mundo ajeno, aquel que tal vez nunca experimentaremos pero que, como lo muestran estas cintas, nunca quisiéramos vivir. Porque ese protagonista con el que nos encariñamos puede pasarla mucho peor de lo que lo que parece. Su chispa es única y nos enamoramos de él sin importar si es hombre, niño, mujer o niña. Queremos que todo le salga bien pero a veces, el destino es cruel y lo único que alguien puede hacer, es sortear las dificultades y tratar de enfrentar la realidad.

La vida es difícil y todos enfrentamos dificultades. Pero darte cuenta de lo dura que puede ser, terminará destrozando todas tus ilusiones. Así como en una época perdimos un poco de inocencia cuando en la niñez descubrimos el origen de los Reyes Magos, más grandes nos dimos cuenta de la fragilidad de nuestros padres o simplemente, miramos la tragedia del mundo en guerras interminables, poco a poco maduramos. Ese resquicio de personalidad inocente que nos queda cuando somos adultos, es como un tesoro que apreciamos con toda nuestra fuerza pero algunas cintas, acaban por derrumbarnos.

Te presentamos algunas películas que seguramente acabarán con tus ilusiones.

“Mysterious skin”, Gregg Araki
(2005)

Un hombre pedófilo abusa de los niños para los que se convirtió en entrenador de béisbol. Asegurándoles que se trata de un juego en el que tienen un papel fundamental, los viola y obliga a hacer prácticas sexuales bastante difíciles de ver. Uno de ellos se convierte en un prostituto que cree que la mejor manera de satisfacer su vacío interior es vendiéndose a otros hombres. Esta cinta, retrata con crueldad el trauma de la violación que sin duda puede destrozar vidas.


“Dogville”, Lars von Trier
(2004)

Una mujer que huye del dolor se mezcla con un pueblo que parece estar lleno de bondad y de personas que sin duda buscan ayudarla. Pero poco a poco, el poder de tener a alguien más necesitada, sin hogar y con una crisis por estar ahí sin opción, saca las pasiones más violentas de alguien para transformarlos en seres crueles, despiadados, sin escrúpulos y llenos de ira que se desquitan con alguien a quien apenas conocen, lo que al final, se convierte en uno de sus más grandes errores. La inmundicia de la sociedad que refleja que nadie es bueno, saca el lado más oscuro de la humanidad.


“Sin city”, Frank Miller, Robert Rodriguez, Quentin Tarantino
(2005)

La ciudad del pecado es una ciudad corrompida en todos los sentidos. Las prostitutas se cuidan solas de los criminales más violentos, debemos tenerle miedo a la policía que acecha y no protege, y los criminales que están en la cárcel permanecen ahí por no seguir las normas del pecado, algo así como la sociedad real. “Sin City” nos demuestra que todo el mundo vive para sí, algunos apuntan a lo bueno y noble pero sin duda, terminarán haciendo algo muy malo. La vida se destruye y se acaba ante la imposibilidad de ser recto. En la ciudad del pecado todos son malos.


“Osama”, Siddiq Barmak
(2003)

Una niña de Afganistán debe sortear las dificultades de estar sola en un ambiente de guerra controlado por el machismo. Basada en una historia real, ella se disfraza como niño pero después de perder a su madre y su padre, debe darse cuenta de lo difícil que será sobrevivir sin ningún tipo de ayuda. La tortura absurda, las extrañas costumbres de casarse con niñas pequeñas y el régimen talibán, son retratados en esta cinta.


“Vals con Bashir”, Ari Folman
(2008)

Una de las películas animadas más tristes conocida por ser “extraordinaria, desgarradora y provocadora” según The Guardian y elogiada por inventar un nuevo lenguaje cinematográfico según Tokyo Filmex. En esta cinta se muestra la situación de los refugiados en Sabra y Chatila. Una historia vista desde los ojos de un viejo amigo del director cuando comenzó la guerra con el Líbano. Tal vez, un juego de su mente para evitar recordar con sufrimiento innecesario la atroz problemática de la guerra. Esta cinta se transforma en una gran apuesta llena de suspenso y misterio.


“Kids“, Larry Clark
(1995)

Lanzada durante la epidemia del VIH a mitades de los 90, esta película cuenta la historia de un grupo de adolescentes en la búsqueda de relaciones sexuales y drogas. La cinta suscitó muchos debates por su mérito artístico y la discusión sobre su temática pedófila. A pesar de esta discusión, la crítica siempre la reconoce por sus incómodas pero realistas tomas de la vida de los jóvenes, en un mundo que no los acepta. Sus artistas principales no son actores, sino jóvenes de la calle que contaron su propia historia y después de filmarla, sus destinos no fueron los mejores.


“Requiem for a dream”, Darren Aronofsky
(2001)

Una historia de obsesión por las peores drogas que destruyen sin cesar el cuerpo de aquel que las consume sin que ellos se den cuenta. La sociedad, hipnotizada por los medios de comunicación, la comida chatarra y drogas como las anfetaminas y la heroína, acaban con una familia que parece sumida en un mundo irreal que nos demuestra lo cruda que puede ser una sociedad que parece idiotizada por los placeres más mundanos que tenemos los seres humanos.


“Gone Girl”, David Fincher
(2014)

Un thriller psicológico que se vuelve adictivo por la manera en el que está narrado; se cuenta la desaparición de una mujer que marca el inicio de un misterio tan grande. Como espectadores somos testigos del lado más oscuro del matrimonio, los engaños, las decepciones y el miedo, en el que los celos, la venganza y la locura toman un papel indispensable para que todo termine mal. 


“Canino”,  Yorgos Lanthimos
(2009)

Una película difícil que nos traslada a un mundo aislado en el seno de una familia de clase media con tres hijos que viven alejados del mundo exterior. Sus padres, hacen que miren el mundo como si fuera cruel y perturbador. Las cosas tienen otro significado y ellos, nunca han visto el mundo exterior. Una valla los divide de todo contacto con el exterior pero poco a poco, se darán cuenta del mundo exterior gracias a una película de VHS.


“Submarino”, Thomas Vinterberg
(2010)

Una película danesa que retrata la vida de Nick, un hombre que, desde pequeño, ha sufrido las desgracias más atroces de la vida. Por accidente, mataron a su hermano. Ahora, es un alcohólico que vive en un departamento de Copenhague después de salir de la cárcel. Y su hermano, vive con una fuerte adicción a las drogas mientras debe cuidar a su hijo pequeño. Ambos viven sumergidos en los traumas del pasado y la dura realidad presente. Una triste historia de la realidad de dos hombres.


“El experimento”, Paul Scheuring
(2010)

Un experimento en el que personas del mundo normal toman roles sociales: la mitad serán presos y la otra parte, policías. Poco a poco, nos damos cuenta cómo su pensamiento cambia, se moldea, empiezan a adoptar esos roles y a desempeñarlos como si se tratara de algo cierto. Los más crueles sentimientos salen a flote, aquellos que son malos se envenenan de poder y nos damos cuenta que, todos pueden ser malvados si tienen la oportunidad.


Fuente: Culturacolectiva.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000