ESPECTACULOS

Las muchas caras de Lemmy y El violinista del amor, los trabajos más destacados

Un compilado de rarezas y colaboraciones de Lemmy Kilmister y Motorhead, junto a los nuevos discos de los grupos que se destacan entre las novedades discográficas de esta semana.

Responsive image
Share on Google+






MOTORHEAD Y OTROS ARTISTAS, “THE MANY FACES OF MOTORHEAD”
El sello Music Brokers publicó una nueva entrega de la serie “The Many Faces of...”, en este caso dedicada a Motörhead, banda liderada por la leyenda del rock pesado Lemmy Kilmister, fallecido el pasado 28 de diciembre.
Se trata de tres discos en donde conviven rarezas de la banda, grabaciones de Kilmister en su etapa como bajista y ocasional cantante de Hawkwind, performances en vivo, canciones de artistas que lo influenciaron y versiones realizadas por otras bandas. El resultado es un divertido álbum triple, dominado por el dinámico y salvaje rock de Lemmy, en donde también se pueden descubrir las raíces del sonido logrado por el legendario músico.


El primer CD reúne clásicos y rarezas de Motörhead, colaboraciones con otros artistas, canciones de Hawkwind –primer grupo que integro Lemmy-, grabaciones de músicos que pasaron por la famosa banda liderada por Lemmy y originales de artistas que lo influenciaron.


La apertura es con “Burner”, uno de los favoritos de los fans de Motörhead, incluido en su disco “Bastards”, de 1993, acaso el más celebrado por sus seguidores. Este inicio resulta perfecto para ingresar en el mundo Kilmister, un combo de velocidad, diversión y potencia. En el mismo tono se suceden “Please Don't Touch” junto a Girlschool, una banda de chicas en plan Heavy Metal; y “I've Got to Rock”, con Saxon. Se destaca “Motörhead”, por tratarse de un registro de los psicodélicos Hawkwind de donde evidentemente Lemmy tomó la idea para su proyecto propio. También hay una salvaje versión de “Blue Suede Shoes”, en donde el “One for the money, two for the show” se resignifica y deja al mismísimo Elvis como un engolado baladista.


Este CD también presenta temas solistas de Fast Eddie Clarke, Brian Robertson y Larry Wallis, músicos que pasaron por Motörhead, en una muestra del amplio espectro estilístico que convivía en esa formación. Ocurre que estos artistas incursionan en ritmos roqueros, aunque menos radicales que Kilmister, y en algunos casos, hasta cercanos al pop.


Tras otros puntos altos del disco, como “I'm Your Man”, también de “Bastards”, y el “Master of the Universe” de Hawkwind, la placa cierra con “Summertimes Blues” y “Slow Down”, de y por Eddie Cochran y Larry Williams, respectivamente, dos de los favoritos de Kilmister.


El segundo CD, subtitulado “Live & Originals”, es en gran parte un recorrido por el excitante vivo que presentaba Motörhead en los escenarios hacia el año 1978, cuando Philty “Animal” Taylor y Fast Eddie Clarke integraban la banda. “Iron Horse”, “Leaving Here”, “Keep Us On The Road” y “The Watcher” resulta una seguidilla que deja sin aliento hasta al más acostumbrado a las emociones fuertes. La curiosidad aparece con dos versiones de “I'm Your Witch Doctor”, una de ellas por Motörhead y la original por John Mayall & The Bluesbreakers, en donde quedan expuestas, por un lado, las influencias y, por el otro, las diferencias estilísticas. Además, pueden apreciarse versiones de temas de The Yardbirds y Eddie Holland, dos artistas que también aparecen en el disco, como para recordar el origen de los sonidos sobre los que Lemmy construyó su personalidad musical.


El tercer disco compila versiones de temas de Motörhead, a cargo de diferentes bandas. En este sentido, el listado de canciones elegidas no presenta sorpresas, debido a que se apeló a las composiciones más reconocidas. Así aparecen “Ace of Spades”, el mayor éxito de la banda, a cargo de Extrema; “Iron Fist”, por Dubby Dub; “Motörhead”, por Los Dragos; y “Born to Raise Hell”, entre otros. Con diferentes variaciones, cada uno de los tracks deja en claro una suerte de agradecimiento de muchos cultores del género por el aporte realizado por Kilmister.


En definitiva, “The Many Faces...” cumple con la misión de homenajear a una verdadera leyenda del rock, deja satisfechos a los fans a partir de las rarezas y redescubrimientos, e introduce a los neófitos en el apasionante mundo del gran Lemmy.


EL VIOLINISTA DEL AMOR Y LOS PIBES QUE MIRABAN, “EL RUIDO Y LA CULPA”
Tercer disco de este grupo que en formato de folk-rock, de música de cabaret europeo revisitó canciones revolucionarias de la brigadas socialistas y marxistas antifranquistas en su álbum anterior, y que en este caso se pone más setentista, pero siempre con letras que citan a Antonio Gramsci, Mijail Bakunin y a Fidel Castro.
Este grupo siempre rompió con las formas de la escena rockera actual con instrumentos como el acordeón, el bandoneón, guitarras acústicas, banjos, mandolinas, baterías con escobillas para darle forma a letras con fuerte contenido social.
Esa marca esta impresa en el valsesito de la “Sentencia” donde Nicolás Esperante cuenta la historia de un condenado a muerte por militar en causa de la clase obrera, al ritmo de un acordeón y de una trompeta.
“Inofensivos” también trae ritmos del folclore español, donde a Esperante lo acompañan Nicolás Valdez, Eduardo Renzi y Pablo Maillie, para terminar sermoneando a un amigo, porque “seguimos vivos, porque somos inofensivos”.
“Pasado y presente” con coros bien españoles le rinde homenaje a las movidas anarquistas y proletarias de principios del siglo XX como la Patagonia Rebelde pero también incluyendo un par de estrofas donde critican al estudiante “un chupasangre que en su vida trabajó, tomando birra, chamuyando". Tampoco quedan exentos los cantantes de protesta “abanderados del sarcasmo popular, lavando culpas, criticando a todo el mundo, garroneando Cubas Libres”.
El Caribe llega al disco de la mano de un banjo que le da airecitos country a “El Castro de Neixon”, donde se meten en la mente del ya anciano líder cubano para viajar en sus sueños de niño y de juventud revolucionaria.
Un jazzy acústico con el trombón al frente es la sarcástica “me cago en el barco que me trajo”, donde un inmigrante se lamenta de haber abandonado su Europa Natal para viajar al Tercer Mundo.
“Caras conocidas” es un blue-grass acusticón, con airecitos a Nueva Orleans, bien de los años 30, en la que nuevamente la ironía de Esperante le toma el pelo al descreído, a ese “que perdió la brújula estropeada y ya no sabe a quien seguir”.
“Mis margaritas” es una ranchera con una melodía pegadiza, con acento mexicano, arreglos de acordeón y de trompeta. Ese sonido captado por la banda lo acerca a los actuales narcorridos, que enriquecen con sus crónicas la vida mexicana.
“El medio del mar” es un western, bien jugoso que juega con las imágenes y así permite musicalizar sueños en las quebradas del NOA argentino o en los valles calchaquíes, también en la inmensidad de la estepa patagónica. Vals y milonga se mezclan arrabaleros en “Volví a volver”, donde un malandra de principios del siglo XX vaga delinquiendo entre Buenos Aires y Rosario, la Chicago Argentina.
“Me voy a morir igual” es una balada folk con un lindo trabajo del banjo, del violín y de la trompeta que le dan un aire heroico a la canción y lo llevan hasta Dublín para vincularlo con los Pogues, lo mejor del rock irlandés que se atrevió a mezclar el punk con el folklore celta.


BLAZER, “BLAZER”
Primer disco de esta banda de rock alternativo que mezcla canciones cantadas en inglés con algunas en castellano y que tiene su sustento en una guitarra bien riffera, una voz ardiente y una base bien poderosa.
La banda esta integrada por Joaquín Rovagnati en voz, Marcos Piñeiro Pearson en guitarra y coros, Florencio Varela en bajo y Juan Rovagnati en batería, y se estará presentado en el Cosquín Rock el domingo 7 de febrero en el escenario Alternativo.
Los riffs de Marcos Piñero Pearson es lo primero que destaca en “Man on the run” que suena bien AC/DC gracias a la voz de Joaquín Rovagnati que se mueven a comodidad sobre la base poderosa conformada por Florencio Varela en bajo y Juan Rovagnati en batería.
“Rebel” sigue con el ingles y el camino trazado por AC/DC aunque aquí hay unas pizcas de grunge a través de la voz y de una trabajo más denso de la guitarra. “Desaparecer” tiene un inicio acústico, la voz de Rovagnati se torna más parecida a la Crhis Cronell y la base conforma un muro grueso, impenetrable, pero bien denso. “I'm staying” mantiene esa atmósfera grunge con comienzo acústico, pero esta vez la mayor influencia es Pearl Jam, ya que se busca una forma más cancionera, cercana a Neil Young. Esa melancolía se mantiene en “Mothers”, donde se cuela la angustia adolescente, tan típica del grunge.
La electricidad regresa en “Give it all” y continua en “Seca la garganta”, mientras que en “Ana & and the sea”, el romance se cuela con un comienzo acústico. Blazer recupera el horizonte en “No pidas permiso”, aunque esta este cargada de los clichés del grunge.


REY ARGENTO, “REY ARGENTO”
Segundo disco de este trío platense de hard rock, que abreva en aguas de Riff, La Renga, Almafuerte, Pappo Blues y Riff con algunos momentos stoner, que se presentarán el domingo 7 de febrero en el escenario Hangar Rock para todos, del Festival Cosquín Rock.
La banda esta conformada por Fede en guitarra y voz, Machi en bajo y Mariano en batería, y su segundo álbum comienza con “Ser” que tiene un inicio algo stoner con una percusión casi folclórica y el sonido empastado hasta que la canción vira a un hard rock rutero, al mejor estilo de La Renga.
“Corriendo” es casi heavy con una base poderosa, machacante y con la voz desencajada contando historias de locuras y viajes, mientras que “Un segundo de alegría” tiene un comienzo riffero que habla sobre la amistad y la solidaridad.
“Rituales” es más medio tempo, con un riff crudo de apertura, mientras que “Siempre soy” que evoca el lado salvaje de cada persona. En “Muy cerca”, Rey Argento opta por bajar un cambio y mostrar que en los lamentos nocturnos, plagados de tristeza, también puede mostrar una buena cara.
La línea rutera de Steppenwolf aparece en “Rey Lisérgico” y prolonga en las canciones “Unas copas más” y “Ya no me puedo ir”. Mientras que para el cierre del disco incluyeron el muy buen cover de Aeroblus “Completamente Nervioso” que acaba de editar el sello Arde Rock&Roll.


Fuente: Telam

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000