ESPECTACULOS

Adam Cooper: Los Rolling Stones son parte de mi infancia

El hijo de Michael Cooper, fotógrafo y amigo personal de los Rolling Stones en los '60, recordó su infancia junto a la popular banda británica y repasó algunas anécdotas personales vividas con los miembros del grupo.

Responsive image
Share on Google+




Adam Cooper, hijo de Michael, el fotógrafo y amigo personal de los Rolling Stones en los '60, recordó su infancia junto a la popular banda británica, repasó algunas anécdotas personales vividas con los miembros del grupo y analizó el fenómeno que aún producen en el público argentino.

“Los Rolling Stones son parte de mi infancia”, dijo Adam Cooper a Télam, en una charla mantenida durante la inauguración de la muestra “Early Stones”, que compila 250 fotos tomadas por su padre, fallecido en 1973, las cuales se exponen hasta el 31 de marzo en la Ciudad Cultural Konex.

Sin embargo, reconoció que en los '60 veía a los miembros de la banda como “amigos cercanos” de su padre, sin tomar demasiada conciencia del éxito que los rodeaba.

“Tenía cuatro o cinco años y uno no tiene tanta memoria de esa época, pero recuerdo haber pasado muchos fines de semana en la mansión que Keith Richards tenía en Redlands. No entendía mucho quiénes eran. Sólo eran buenos amigos de mi padre”, expresó el hijo del fotógrafo.

Incluso, en la muestra se puede ver una foto en la que el propio Mick Jagger le hace “avioncito” a un Adam Cooper muy pequeño, durante un fin de semana en Braziers Country State, una mansión que pertenecía a los padres de Marianne Faithfull, novia del cantante en ese entonces.

“No me acuerdo de ese momento”, reconoció con pena Adam, quien sin embargo asume con naturalidad que su niñez estuvo plagada de momentos de ese tipo.

En otro pasaje de la charla, manifestó sentirse “muy excitado” con la nueva visita de la banda al país y “ansioso” por volver a ver a las personas a las que considera una suerte de “tíos” a los que ve cada tanto.

Ocurre que Adam vive en Buenos Aires desde hace varios años, debido a que se casó con Silvia Ripoll, la primera mujer editora de cine que tuvo el país, recordada fundamentalmente por sus trabajos junto al director Alejandro Doria. La pareja se conoció cuando coincidieron en la filmación de la película “Highlanders II”, que se rodó en el país en 1989.

En este contexto, Cooper aceptó que el contacto con los miembros de la banda no es tan fluido debido a la distancia, pero remarcó que habla con ellos toda vez que existe la posibilidad.

“Ellos saben de esta muestra. No sé si vendrán a verla. Cuando hable con ellos sabré si tienen tiempo de venir. Nunca se sabe. Por mi parte, no puedo esperar para verlos tocar de nuevo y, si puedo encontrarme con ellos, sería fantástico”, manifestó.

Cooper no oculta su “debilidad” por Richards, a quien definió como “el mejor amigo” de su padre y con quien nunca perdió el contacto, sin embargo tuvo palabras elogiosas para todos los miembros de la banda.

“Ronnie (Wood) es muy divertido, Charlie (Watts) tiene un sentido del humor fantástico pero es más tranquilo y Mick es el mayor frontman del mundo. Los quiero mucho a todos pero mi relación personal más cercana es con Keith porque era el mejor amigo de mi padre. Pasé mucho tiempo con él en los ' 60 y todavía seguimos en contacto todo el tiempo”, sentenció.

A la hora de recordar alguna anécdota en particular, Adam apeló a una vivencia que, sin dudas, dejó su registro en la cultura popular por involucrar a una de las grabaciones más famosas del grupo.

“Cuando cumplí seis años, la banda me regaló una guitarra eléctrica blanca y una guitarra española. Dos días después, vino Keith a mi casa y me las pidió prestadas porque le gustaba su sonido y quería incluirlas en la canción que estaban grabando. Esa canción era Ruby Tuesday. Luego me la devolvió con la firma de toda la banda y de Marianne Faithfull y Anita Pallenberg (la novia de Brian Jones). Todavía las conservo”, contó.

Pero además de esta historia, basta con observar los documentos que presenta la muestra “Early Stones” como para tomar una verdadera dimensión de la estrecha relación que Adam tuvo con la banda en sus primeros años.

Ocurre que el trabajo de Michael Cooper incluye retratos tomados en situaciones domésticas; backstage de conciertos memorables, como el ofrecido en 1969 en el Hyde Park de Londres, dos días después de la muerte de Brian Jones, miembro original del grupo; y registros de los “viajes místicos” que solían realizar a Stonehenge.

Pero la muestra también ofrece inéditas imágenes de la sesión de fotos realizadas por Michael para la tapa del famoso disco de los Beatles “Sargent Pepper's Lonely Heart Club Band”, para lo cual Adam también tiene una anécdota personal.

“La prensa enfrentó a los Beatles y los Stones, pero ellos eran muy amigos. En la tapa de Sargent Pepper hay una muñeca con una remera que dice 'Bienvenidos Rolling Stones'. Bueno, esa muñeca era mía”, rememoró.

En este punto de la charla, Adam dejó por un rato de lado a los Stones, para reflexionar sobre la figura de su padre, muerto por una autoprovocada sobredosis de heroína, quien además retrató a figuras como Magritte, Andy Warhol, Steve McQueen y Rock Hudson, entre otros.

“Este es un homenaje a mi padre y, a través de él, a los Rolling Stones. Por supuesto, Michael era mi padre, lo amo mucho y me pone triste que haya muerto tan joven. No sé qué estaría haciendo ahora, pero seguramente algo muy creativo con la fotografía”, arriesgó.

Al ingresar a la muestra, se puede apreciar también una desgarradora carta enviada por Michael a Adam, en la que se despide, le explica los motivos de su dura decisión y expresa de manera clara que es el heredero de sus fotos.

“Los 60 fueron una época muy loca si hablamos de drogas. Era una época de experimentación y mucha gente estaba involucrada en drogas duras sin conocer las consecuencias. Hoy en día hay más información, pero por entonces no se sabía nada. Incluso, durante la famosa redada de Redlands, los Stones fueron arrestados por posesión de marihuana cuando en la mesa había una bolsa llena de heroína. La policía ni se percató de eso”, contó.

Cabe recordar que la denominada “redada de Redlands” fue uno de los operativos antidrogas contra músicos de rock más famosos de la historia, el cual estuvo rodeado de toda una serie de historias míticas, y que provocó un profundo debate en la Gran Bretaña de fines de los '60.

En este punto, Adam señaló que los miembros de los Stones “siempre fueron protegidos y, si tenían un problema, había un equipo de gente ayudándolos, pero muchos de los que los rodeaban terminaban muy solos y tristes”.

La muestra “Early Stones” ya se había realizado en otras ocasiones, aunque esta oportunidad resulta especial, no sólo por la visita del grupo, sino porque se utilizaron 150 fotos más.


Fuente: Telam.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000