ESPECTACULOS

Cornwell: un retorno épico sobre los orígenes de Inglaterra

El último reino, Northumbria, primera entrega de la extensa y ya emblemática saga de sajones, vikingos y normandos del británico Bernard Cornwell, regresa a las bateas argentinas luego de su lanzamiento como miniserie del otro lado del Atlántico.

Responsive image
Share on Google+




La serie producida por BBC America y NBC goza de gran atención entre los fanáticos de la épica y el fantasy, en tanto promete continuar con el legado de Cornwell, quien hasta el momento lleva publicados en papel nueve títulos, el primero de ellos es el que mañana protagonizará el relanzamiento editorial.

El resto de la saga se completa con "Svein, el del caballo blanco", "Los señores del norte", "La canción de la espada", "La tierra en llamas", "Muerte de reyes", "Uhtred, el pagano", "The empty throne" (El trono vacío) y "Warriors of the storm" (Guerreros de la tormenta), estos dos últimos de 2014 y 2015 respectivamente, aún sin traducción al español.

El capítulo apertura de lo que hasta ahora es una enealogía será relanzado este viernes en todo el país, 12 años después de su primera edición, cuando Cornwell -bestseller de la novela histórica antigua- puso el foco en clave épica en la fundación de Inglaterra.

En esta reedición de Edhasa corre el año 866, los sajones fundaron cuatro reinos al sur Inglaterra -con la mirada hacia el mar y la implacable amenaza vikinga- y Uhtred, joven de una aristocrática familia sajona, deberá decidir su reivindicar sus raíces o el sanguinario legado que le dejó su crianza vikinga, tras ser raptado de niño por los hombres de Ragnar.

Con "El último reino", un Cornwell ya maduro -contaba con 62 años al momento de su primera publicación- abre el abanico de un talento que maneja como pocos: prosa ágil, precisión histórica y narrativa apasionante, capaz de delinear personajes magnéticos y de bucear en su psiquis generando adicción en los lectores, a partir de todas sus contradicciones.

Nacido en 1944 en Gran Bretaña, residente estadounidense en la actualidad, Cornwell es una eminencia en el terreno de la sagas que trasciende ampliamente este apasionante triángulo de la Inglaterra iniciática que completan los normandos.
Este londinense criado en Essex -que apenas graduado comenzó su trabajo como realizador de programas de actualidad para la BBC y más tarde para la Thames TV- está acostumbrado a la divulgación en grande de su obra.

Ahí se inscriben la trilogía compuesta por "Arqueros del Rey", "La batalla del Grial" y "El sitio de Clais"; o la tretalogía "Starbucks" que repasa la Guerra Civil Americana a partir de títulos como "Rebelde" y "Copperhead".

Pero en la novela que trae Edhasa lo que está en juego es la fundación de una Inglaterra signada en el siglo IX por las traiciones de un poder ramificado y sin rumbo definido.

El truculento encontronazo entre la cultura anglosajona y la danesa, entre el cristianismo de unos y el paganismo de otros, se desarrolla en estas páginas a la manera poderosa de quien es considerado un maestro por los maestros del género.

George R.R. Martin es uno de ellos, legendario creador de la saga "Canción de hielo y fuego" popularizada en la pantalla chica como "Juego de tronos", best seller en papel y éxito de audiencia en la TV.

Fue a R.R Martin a quien Cornwell le definió como un juego de "hermano gemelos" esa vinculación casi implacable entre el género histórico, la épica y el fantasy desplegada con gran pericia en sus novelas.

"La novela histórica y el fantasy son hermanos gemelos. Nunca me gustó mucho la etiqueta de fantasy porque es demasiado amplia y tiene algo mí¬stico", pero "uno escribe novelas históricas en un mundo inventado" y "dirí¬a que recibí¬ las tres influencias", decía en una charla con R.R. Martin, que el autor estadounidense recupera en www.georgerrmartin.com, su página oficial.

"Todos escribimos lo que queremos leer y yo siempre fui un ávido consumidor de novelas históricas y, por supuesto, de ¡historias! Devoré los clásicos de ciencia ficción -como Asimov o Heinlein- y me enseñaron la importancia del relato, pero mi gran deuda sigue siendo con C. S. Forester, otro gran maestro del relato", reseñaba en aquel diálogo.

Y en ese submundo donde los escritores de fantasy gozan una libertad que no tienen los novelistas históricos, Cornwell no dejó dudas sobre su arte: "No creo que sea un problema que el lector conozca el desenlace de la historia antes de llegar al final. Todos nosotros, de pequeños, queríamos que nos contaran las mismas historias una y otra vez, aunque ya supiéramos que el lobo no se iba a comer a Caperucita".


Fuente: Telam.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000