MUNDO

La CE reclama a los países por no cumplir en la crisis de los refugiados

La Comisión Europea (CE) dio hoy un nuevo tirón de orejas a los países miembros de la Unión Europea (UE) por la falta de avances en las medidas acordadas para hacer frente a la crisis de refugiados, al elevar la presión sobre Grecia e Italia, pero también sobre los demás socios europeos.

Responsive image
Share on Google+




La Comisión Europea está descontenta con el ritmo de aplicación de las medidas que considera urgentes para paliar la crisis de refugiados. A menos de 10 días de que los jefes de Estado y de Gobierno se reúnan en Bruselas, el Ejecutivo ha presentado este miércoles una batería de medidas —balance de lo hecho hasta ahora y más presión a Grecia y a Italia para que cumplan sus compromisos en el registro de refugiados— que pretenden movilizar a los Estados. Todos deberán reubicar a los demandantes de asilo que les corresponda, salvo uno: Austria, que desde hoy queda temporalmente exenta de hacerlo por el elevado número de llegadas con el que ya lidia.

La medida de mayor calado afecta a Grecia, que deberá hacerse cargo de todos los refugiados que les reenvíen otros Estados europeos cuando se pueda demostrar que el primer punto de acceso a Europa fue el territorio griego. La llamada regulación de Dublín, que obliga a pedir asilo en el primer país europeo al que llega el migrante, ya lo contempla así, pero una sentencia del Tribunal Europeo de Justicia invalidó de facto este principio en 2011. El tribunal consideró que Grecia daba un trato “inhumano” a los migrantes y, por tanto, anuló el derecho de otros países a reenviarles los refugiados que hubieran llegado allí por el riesgo de que no recibieran un trato digno.

El comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, no ha especificado, sin embargo, cómo podrán los países miembros devolver a un demandante de asilo a territorio heleno después de ese pronunciamiento del tribunal. "Ya es hora de cambiar esto. Eso no significa que vayamos a empezar las transferencias ya. No estamos todavía en ese punto", ha añadido Avramopoulos. El documento presentado lanza una recomendación para una "posible reanudación" de esas transferencias, que deja al criterio de las autoridades de cada Estado miembro. Bruselas cree que las condiciones de acogida de refugiados han mejorado, pero que existen "áreas clave" en las que aún hay que aplicar mejoras.

La Comisión intenta sortear el obstáculo para que otros países presionados por las llegadas —casi todos los migrantes abandonan Grecia y emprenden la ruta hacia el norte— puedan retornar a Atenas a los refugiados que reciban por la ruta balcánica. La medida añade más presión a las autoridades helenas para cumplir con su parte del acuerdo (registrar a todos los que llegan como asilados y esperar que puedan ser reubicados a otros países). "Hay que registrar al 100% de los refugiados e inmigrantes que entren en la UE", ha remarcado Avramopoulos al inicio de su intervención en Bruselas.

Los datos divulgados este miércoles por Bruselas ponen de manifiesto el escaso cumplimiento de los acuerdos de distribución de refugiados. De los 160.000 que los países deben repartirse en dos años, hasta el momento solo se han reubicado 497 (los acuerdos se adoptaron el pasado septiembre).

La amenaza, además, de poder suspender Schengen durante dos años si Grecia no solventa las “graves deficiencias” encontradas en sus fronteras avanza. El Consejo Europeo aprobará formalmente este viernes el ultimátum de tres meses para que Atenas aplique las recomendaciones. Si no ocurre, los Estados miembros tendrán carta blanca en mayo para aplicar controles en las fronteras interiores, una medida dirigida a aislar a Grecia, aunque este país no comparte ninguna frontera terrestre con países del área Schengen. Ahora ya hay países que han suspendido temporalmente la libre circulación en algunos pasos fronterizos, pero con fecha de caducidad y no de manera generalizada.

La excepción de Austria

Uno de esos Estados que controla sus fronteras interiores, Austria, lleva meses quejándose de que no puede hacer frente al elevado número de llegadas. Desde hoy, Bruselas le exime de acoger a una parte (hasta el 30%) del cupo de refugiados que le corresponde en el programa de relocalización de los arribados a Grecia y a Italia. La dispensa será para un año, aunque los Estados que no están exentos tampoco se hacen cargo de su cuota a un ritmo aceptable.

Consciente de que los acuerdos no están funcionando como se esperaba (ni siquiera el principal, el suscrito con Turquía), la Comisión ha presentado también una evaluación del plan de acción comprometido con Ankara para que impida que los refugiados emprendan camino hacia las islas griegas. “Turquía tiene que hacer progresos urgentemente evitando la salida irregular de migrantes y refugiados desde su territorio hacia la UE. El número de llegadas irregulares ha caído fuertemente desde octubre, pero se mantiene alto para ser invierno. La media de llegadas diarias alcanzó 2.186 en enero, en comparación con 6.929 en octubre 3.575 en diciembre”, asegura la Comisión.

Fuente: EFE/El País

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000