MUNDO

A horas de la incierta tregua, la ONU busca relanzar las conversaciones por Siria

En la víspera del inicio de una segunda tregua impulsada por Washington y Moscú en el país árabe, la organización internacional comenzó a pensar en una nueva fecha para reanudar las hasta ahora fallidas conversaciones de paz entre gobierno y oposición en Ginebra.

Responsive image
Share on Google+




"Mañana (en referencia a este viernes) es un día crucial, en el cual se cumplirá, al mediodía, el plazo para que todas las partes acepten el cese de las hostilidades", adelantó Staffan de Mistura ante la prensa en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza, en referencia a la tregua que debería comenzar a la medianoche del viernes para el sábado.

A horas de que se sepa el nivel de acatamiento de la tregua, los bombardeos se multiplicaron este jueves en el terreno, especialmente en Daraya, una localidad controlada por los rebeldes en las afueras de Damasco, en la provincia de Latakia, en el noroeste, y en Janaser, una ciudad al sureste de Alepo, también en el noroeste.

La agencia de noticias estatal SANA informó que el Ejército recuperó el control de la estratégica localidad de Janaser, mientras que el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG pro opositora con sede en Londres, acusó al Ejército de lanzar al menos "30 barriles con explosivos" sobre la población civil de Daraya.

Según SANA, los bombardeos fueron una respuesta a un ataque con mortero contra una zona residencial de Damasco, que terminó con un saldo de un muerto. La TV estatal dijo que el ataque fue cometido por la filial de Al Qaeda en Siria, el Frente al Nusra.

La esperanza de la ONU es que lo suceda en las próximas horas en el plano diplomático reduzca dramáticamente el nivel de violencia en el terreno en Siria.

Delegaciones de los 17 países que participan del proceso de paz sirio -además de un heterogéneo frente de milicias y grupos insurgentes- se reunirán este viernes en Ginebra para terminar de afinar los detalles del acuerdo de tregua.

Una vez que consensúen un texto, éste será ratificado por el Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York.

De Mistura participará de la primera reunión en Ginebra, en la que espera cosechar el compromiso de todas las partes -internas y externas- de cumplir con la tregua, y luego presentará el estado de situación al Consejo de Seguridad vía videoconferencia.

La tregua busca incluir a todas las partes involucradas en la larga guerra siria que ya dejó más de 270.000 muertos y más de la mitad de la población sin un domicilio fijo. Los únicos grupos que quedaron excluidos del acuerdo de cese de hostilidades son el Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra.

Hasta ahora tanto el gobierno sirio de Bashar al Assad como la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), la coalición de grupos y milicias insurgentes más importante en el exilio, anunciaron su compromiso con la propuesta, diseñada por Estados Unidos y Rusia en las últimas semanas.

El miércoles, desde Arabia Saudita, donde tiene su sede, la CSN prometió cumplir con la tregua durante dos semanas, período tras el cual analizará el accionar de Damasco y decidirá cómo seguir.

Desde el terreno, este jueves ratificaron esa decisión el Frente Sureño, la alianza militar más importante a la que pertenece el laico Ejército Libre Sirio en el sur del país, y las Fuerzas de Siria Democrática, la coalición armada kurdo-árabe que, con el apoyo de Estados Unidos, se convirtió en uno de los grupos armados más importantes en el noreste del territorio.

"Nuestras brigadas están ya preparadas, depositamos toda nuestra confianza en el CSN", afirmó por teléfono el vocero del Frente Sureño, Esam al Rayes, quien explicó que no va a haber ningún repliegue y que más que de un alto el fuego se tratará de "un cese de operaciones".

Por su parte, la pata kurda de las Fuerzas de Siria Demócrata, la milicia Unidades de Protección Popular (YPG), también hicieron público su apoyo a la iniciativa diplomática.

"Le damos una gran importancia al proceso de cese de hostilidades anunciado por Estados Unidos y Rusia y lo respetaremos, al tiempo que mantendremos el derecho a contraatacar...si somos atacados", escribió el vocero del grupo armado, Redur Xelil, en su página de Facebook.

Las dos milicias islamistas que integran la CSN, el Movimiento Islámico de los Libres de Sham y el Ejército del Islam, en cambio, aún no se pronunciaron.

Hasta ahora, la única parte beligerante que ya adelantó que no participará de la tregua es el gobierno turco, lindante en el norte con Siria y enemigo declarado de las milicias kurdas y del gobierno de Al Assad.

En diálogo con la prensa, el primer ministro turco Ahmet Davutoglu adelantó que la tregua "no será vinculante" para sus fuerzas.

"Para nosotros, las YPG son una organización terrorista, al igual que el EI y Al Nusra (...) y, por eso, el alto el fuego no debe dar tregua a las YPG", explicó Davutoglu en la ciudad de Konya, según informó el canal de televisión local NTV.

La ONU espera que el viernes todas las partes beligerantes cumplan la tregua no sólo para reiniciar el diálogo de paz en Suiza, sino también para avanzar con el envío de ayuda humanitaria a las zonas asediadas por ejércitos y milicias o regiones que quedaron en medio del fuego cruzado.

De Mistura estimó este jueves que en los últimos días lograron acercar ayuda humanitaria a 110.000 personas de las 480.000 que se estiman están en una situación dramática, muchos al borde de la muerte.

No pudo continuar porque los combates siguen arreciando en gran parte del devastado país, por ejemplo en la ciudad de Deir el Ezzor, donde miles de civiles están sitiados por el EI, en el noreste de Siria.

Por primera vez, la ONU lanzó el miércoles desde aviones 21 paquetes gigantes con ayuda y comida para la población de Deir Ezzor. Sin embargo, este jueves informó que apenas cuatro llegaron a la zona deseada y lo hicieron en pésimo estado.

Fuente: Télam. Foto: EFE

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000