OPINIÓN

Sepa porqué la Vaca es sagrada en la India. El poder de la religión sobre lo social

Las religiones a lo largo y ancho del mundo, modifican el accionar social de las comunidades donde tienen incidencia.

Responsive image
Share on Google+




Símbolo de la fecundidad y la maternidad, las vacas son sagradas para los hindúes. Están protegidas por la ley y nadie osa hostigarlas, maltratarlas y mucho menos matarlas para aprovechar su carne.
A muchos occidentales, esta sacralización les parece paradójica en un país en el que reinan la pobreza y el hambre, pero desde ahí es que se desprende tan llamativa tradición.

Hace casi 2.500 años atrás, el crecimiento demográfico en la India (el segundo país más poblado de la tierra) provocó la reducción de las tierras de pastoreo en favor de los cultivos de hortalizas, es decir que las tierras con pasturas donde podían pastar las vacas, fueron cada vez menos, en consecuencia las vacas disminuyeron su número poblacional.
Es acá cuando se toma real dimensión de la utilización de los productos sustentables que una comunidad puede tener entre sus manos para poder sobrevivir, y se empieza a valorar más a este rumiante como un proveedor de leche exclusivamente, ya que vivo podría dar más alimento en lactosa que muerto en carne.

Otro de los beneficios que encontró la población de la india en los productos de su pacifico ídolo, es el excremento de dicho animal, ya que sus eses son usadas como abono para las tierras donde se cosechan hortalizas y otro de los usos de estos excrementos es el preparado de una pasta impermeable que se coloca en pisos y techos para conseguir un piso impermeable en donde la humedad no ingrese a las casas y se pueda barrer sumando a la higiene, sin olvidarnos de que los techos son más resistentes a la lluvia.

¿Pero como hacer para que las personas entiendan estos beneficios y no se tienten de comer un riquísimo asado?
Es en respuesta a esa pregunta que a un grupo de sabios se les ocurrió poner en practica uno de los trucos más viejos de la política mundial, es decir sacralizar los contenidos sociales para darle el tinte de sagrados, con la única intención de conseguir el mayor número de adeptos a estas nuevas medidas sociales.  La vaca paso a ser sagrada y por tener un pueblo devoto a una religión en particular, no sería toca y respetada.

En Tucumán tenemos nuestros propios ejemplos precisos, a alguien se le ocurrió una idea similar para erradicar los basurales clandestinos, esta idea consistía en limpiar totalmente el lugar donde las personas depositaban sus desperdicios y colocar inmediatamente una “gruta” con la imagen de algún virgen del catolicismo. Esta idea funciono perfectamente, si la gruta hubiese sido de algún prócer o figura deportiva, la basura seguramente ya lo habría tapado.

Por Alvaro Trejo

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000