OPINIÓN

El Amor es mejor después del amor.

Cuando la razón, el corazón y la experiencia se ponen de acuerdo para amar.

Responsive image
Share on Google+




Por Alvaro Trejo

El amor despues del Amor.

Por lo general, la gran mayoría de las personas de nuestra sociedad, suele enamorarse a una determina edad, una edad en  que las hormonas son las encargadas de mostrarnos cual es el camino o mejor dicho el destino de ese amor que se esta construyendo.

Es un amor, que valga la aclaración, cuenta con todos los defectos y todas las virtudes que un amor debe tener, la pasión, la pertenencia, la posesión, la insistencia, la entrega, el compromiso etc, pero como dijimos en un primer momento, este amor esta regulado o reglamentado por las leyes biológicas de nuestra anatomía y por nuestra escencia reproductiva como especie, todo esto en un juego humano que negocia con las reglas y regulaciones sociales, que suele tener su esplendor en "casamientos" juveniles o en el advenimiento de hijos y alguna que otra responsabilidad social.

Este amor que, vuelo a repetir es AMOR con toda las letras, suele ser un inicio permitido socialmente para nuestra Comunidad; Muy pocas veces oímos decir "eres muy joven para casarte, que deberías pensar bien la decisión que estas por tomar" o algún otro tipo de advertencia por parte de los mayores mas experimentados, sino muy por lo contrario, se acostumbra a oir frases tales como: ya es hora de que formes una familia, que cortes con esa vida acelerada, que ya estas en edad de merecer y cientos de frases similares con un mismo fin.

Este tipo de decisiones que uno toma, o tomó, a la temprana edad de la juventud, suele dejar grandes compromisos sociales de por vida,  el trabajo por ejemplo es uno de ellos, uno tuvo que conseguir un trabajo para poder acceder al sustento de su novel familia, trabajo que dicho sea de paso generalmente no es del agrado de todo el mundo, prorrogando los sueños de realizarnos en otra actividad mas palcentera.         Otra de las obligaciones que nos deja el amor de juventud son los hijos, no voy a adjetivar a tales por el hecho de ser cada uno de ellos personitas particulares, pero las obligaciones que tenemos para con estos seguramente serán para todas nuestras vidas, obligaciones sociales, morales, económicas etc.

Y ahí andamos, nos encontramos hoy en los nuevos albores de nuestras vidas ,en donde descubrimos que ya no somos los jóvenes enamorados de figuras atractivas, los jóvenes que nos enamoraba una persona que poco tenia que ver con lo que realmente era, sino con lo que nosotros necesitábamos o queríamos ver en ella.

El tiempo pasa y no para todos por igual,  y ahí cuando empezamos a descubrirnos y a analizar que pasa, que nos pasó y sobre todo que nos esta pasando con la persona que tenemos al lado, nos descubrimos nuevas personas, productos de los años de cambio internos y externos, y por supuesto que la persona que esta nuestro lado también tuvo su propia metamorfosis que la hizo ser la persona que es hoy en día.  Estas dos personas que a lo largo de mucho tiempo compartieron un amor juvenil productos de sus mismas matrices de aprendizaje, hoy se descubren personas diferentes que pueden o no reconstruir su amor y sea de paso su pareja, pero por lo general lo que el Hombre espera de una mujer a cierta edad debido a sus estructuras machistas, es una mujer sumisa, recatada, obediente y un etcetera gigante de represiones culturales.

Debido también a esta cultura machista sostenida y reproducida por las instituciones, crearán todo el ambiente social para que las jóvenes acepten con displicencia estas reglas sociales. Pero hoy por hoy, existen nuevas  regulaciones sociales, los tiempos han cambiado, las mujeres ya no son las mismas, y se descubren capaces de realizar actividades que antes se le tenían relegadas, nuevos caminos pueden transitar, nuevas fronteras por cruzar, nuevos placeres por descubrir….y es así que las personas que eran las que sostenían los mismos contenidos sociales, hoy son los mismos, o mejor dicho los distintos, que comparten todos los frutos de sus años mosos de enamoramiento como asi tambien sus obligaciones sociales.

Y es acá cuando empezamos a hablar del amor después del amor, el primer amor era ese amor romántico, hormonal, sociablemente regulado por prejuicios que no analizábamos y aceptábamos, ese amor que se justificaba solo por el cuerpo del otro. Pero hoy a cierta edad, digamos a una edad madura, en la cual podemos decir que intentamos hacer algo con lo que hicieron de nosotros, nos ponemos a analizar con mejor detenimiento de cuales son las cosas reales y despojadas de velos sociales que nos agradan o nos enamoran, y es ahí en donde empezamos a descubrir que seguramente nos agradan otras cosas de las personas, como por ejemplo antes nos fascinaba una mujer sumisa o un hombre trabajador, y hoy descubrimos que no son los justificativos necesarios para ejercer el rol de pareja, nos descubrimos deseando cosas distintas a las de otras épocas y salimos a buscar lo nuevo, salimos a buscar al Amor después del Amor. En algunas circunstancias podemos encontrarlo en la persona de al lado, en otras seguramente no.

Pero independientemente de donde encontremos al amor después del amor, quisiera referirme a las características de este amor después del amor, este es un amor no mas autentico que el primer amor, sino totalmente diferente, no en sintomatología pero si en contenidos, nos descubrimos mas interesados en una mejor charla que en un cuerpo atractivo, buscamos compartir intereses comunes y no la libertad de salir los viernes, descubrimos que el sexo llega a ser supremo si despojamos los prejuicios adolescentes, es decir que este amor, es un amor mas real, es un amor construido por personas un tanto mas experimentadas y que saben a ciencia cierta lo que desean para sí y lo que pueden entregar al otro, este amor que encuentra su esencia, su pasión, su desarrollo, ya no esta cohartado por las condiciones sociales que el primer amor le acarreo en consecuencia, es un amor casi siempre vinculado a los amantes, a los amores de oficinas, a los amores que nacieron dentro de la misma estructura que nos llevo año construir, este amor después del amor es muy poco aceptado por la sociedad, pero con un inmenso grado de aceptación entre los integrantes de esta misma sociedad que lo rechaza, esta situación que pareciese contradictoria, suele ser tan bien llevada por todos nosotros, por nuestros amigos, nuestros cómplices sociales, nuestros afectos y nuestras conciencias, pero tenienedo en cuenta cualqueir tipo de recelo social o moral, suele ser tan revelde como el amor mismo, y se hace fuerte, indestructible, se funda en realidades y las acepta, las entiende, rellena las grietas que dejo el primer amor y se fortalece de razones que son entendidas como nuevas reglas a jugar. Este amor despues del amor, en muchos casos, no siempre esta regulado por las reglas sociales del primer amor, talvez hayamos amado y no dejado nada en el camino que nos ate para "un para siempre" , pero seguramente sera un amor despues del amor, por que el mismo hecho de estar cambiando constatemente nos obliga a amar cosas que antes no teniamos en cuenta y a despreciar cosas que soliamos amar con fervor, el amor despues del amor es la respuesta mas real a lo que podemos sentir como amor, no nos preocupa mas el no verte todo los dias y si el te necesito para conversar, la contencion se vuelve mas espiritual que viceral, la pasion es pasion igual, pero  con mas razon, mas o menos como diria sabina, ahora que nos besamos tan despacio....


Dicho todo esto para finalizar quiero decirles que el amor después del amor, no es más amor que el primer amor, sino que es un amor fundado en estructuras diferentes por las mismas personas, por eso el primer amor muere, porque pasan los años y no somos los mismos, cambiamos, mutamos, nos mejoramos, nos empeoramos, pero dejamos de amar como lo habíamos hecho en un comienzo, y comenzamos a mar de nuevo, de otra manera, talvez mejor, pero de otra manera, es decir que nació el amor después del amor.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000