OPINIÓN

Toda la tecnologia del espionaje tambien puesta sobre el voto electrónico

Nuestra columna de opinión, nos cuenta cuan posible es controlarlo todo.

Responsive image
Share on Google+




Jason Bourne y el voto electrónico

Por Juan Serra para Agenda Uno.


“Denme un enlace directo con el satélite”- pide el Jefe de la CIA que quiere cazar y eliminar a Jason Bourne-, “aumenten la imagen en todas las pantallas, activen procesamiento en tiempo real, intervengan las redes sociales y cuando hagan contacto que avance el equipo 1 y 2: están autorizados a eliminarlo”.

La conversación anterior transcurre en el último film de la saga de Jason Bourne,  personaje de ficción creado por el escritor estadounidense Robert Ludlum para sus novelas de espionaje y que fue llevado a la pantalla grande en cinco películas, todas con Matt Damon como actor principal.

Se trata de un film que parece una película, pero en realidad, es la realidad. Y no toda la realidad: porque hay realidades que allí no se muestran, aunque sospechamos de su existencia, y son tan o más escalofriantes que las indicaciones del jefe de la CIA.

¿Qué es lo escalofriante? Lo escalofriante es el grado de vulnerabilidad, de ver que todos estamos en “libertad condicional”, que somos objetos “potencialmente peligrosos”, y por lo tanto “observados”, y descartables si fuera necesario.

¿Cómo es posible?: gracias a la tecnología

En esta “realidad filmada” se puede observar el enorme poder de las tecnologías de la comunicación-información para meterse en todas partes y en la vida de cualquier persona, en cualquier lugar del mundo y en cualquier aparato, para saber qué piensa y qué hace cada uno y para manipularlo/asustarlo/controlarlo.

No hay límites: para la CIA, o un gobernante inescrupuloso, o los servicios, o quien fuere, el fin justifica los medios. Y no es novedad para nadie: solo se trata de poder y tecnología, de aparatos y procedimientos, ya sean legales o ilegales, con leyes o autorizaciones ad-hoc dictadas por personas elegidas directa o indirectamente por nosotros.

“Estoy entrando en las cámaras de circuito cerrado; necesitamos eliminar esa computadora, busquen si hay un teléfono celular en la habitación para operar desde allí”, dice ahora la jefa del operativo, que intenta destruir la notebook de Jason Bourne. Y lo consigue.

Un simple click elimina los archivos; otro click los infecta con un virus; otro click altera la información. Parece magia pero no lo es: es la tecnología.

¿Tendrá algo que ver todo esto con el voto electrónico?
¿Acaso quieren controlarme a mí?, se preguntarán algunos lectores. ¿Querrán saber por quién voté? ¿Acaso querrán disponer de los medios para alterar los resultados de una elección?

Tenemos una mala noticia para el lector preocupado: ningún sistema informático, cualquiera sea, está libre de ser vulnerado. Alguien quiere controlarnos. Aún estamos a tiempo. No entreguemos el alma, y el voto, al diablo.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000