POLITICA ECONOMIA

Los delitos de corrupción no quedarán impunes a pesar del paso del tiempo.-

Se aprobó la ley de imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.

Responsive image
Share on Google+




En los últimos minutos de la sesión de este miércoles, por pedido del Frente Renovador y con aval de Cambiemos, la Cámara de Diputados aprobó la polémica imprescriptibilidad de los delitos contra la administración pública y elevó a cuatro años la pena mínima por corrupción, según cuenta lapoliticaonline.

Fue una propuesta de último minuto de la massista Graciela Camaño que pidió incorporar la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción a la ley de responsabilidad penal empresaria que se estaba tratando.

La modificación encontró el campo propicio porque la oposición corrigió en muchos artículos la norma propuesta por la Casa Rosada e impidió sostener el 37, que le permitía al procurador del Tesoro, el abogado Bernardo Raravia Frías, concentrar las eventuales declaraciones de arrepentidos del caso Odebrecht, algo que ponía esa información sensible bajo el control directo del presidente Macri.

Curiosamente, tras el último cuarto intermedio, el presidente de la cámara baja, el macrista Emilio Monzó, avaló incorporar dos artículos a la ley, avalando así la media sanción de una norma de gran impacto y muy polémica, porque ubica en la escala penal los delitos contra el patrimonio por encima de aquellos contra la vida.

La propuesta de Camaño fue anticipada por Nicolás Massot, jefe del bloque PRO y luego leída por la massista Mónica Litza, para sorpresa de una buena parte del recinto.

La tensión presente fue notable, al punto que Lilita Carrió amenazó con renunciar a su candidatura a diputada nacional por Cambiemos, harta de la "tutela" de jovenes diputados del PRO, se supone una alusión a Massot.

Golpeados por el caso de Julio de Vido, los kirchneristas no se esforzaron por evitar la votación del artículo propuesto por Camaño. Héctor Recalde, jefe del FpV-PJ, anticipó que aprobaba elevar la pena pero no la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción. "Es claramente inconstitucional", explicó con calma.

Su posición coincide con muchos penalistas, que consideran imposible igualar delitos contra la vida a los de corrupción, entre los que están la violación de los deberes de funcionario público, cohecho, malversación de caudales públicos, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública o prevaricato.

También sería la misma de muchos diputados radicales, que se fueron del recinto sin entender la sorpresa final. Es que en una visión de graduación de las penas según el delito cometido, es polémico igualar a una genocida con un corrupto.

El kirchnerismo sí votó elevar a cuatro años el mínimo de la pena para los delitos de corrupción, que será de cuatro años y por lo tanto no serían excarcelables.

Claro que será necesario que el Senado convierta en ley la responsabilidad penal empresaria, con estos agregados impensados.

Por lo pronto, en la Casa Rosada hablaban esta noche de apropiarse del rédito político de los artículos impuestos por Camaño, tras la imposibilidad de imponer la ley de responsabilidad empresarial como imaginaban. No querían regalarle escenario a Massa. Y sí polarizar con el kirchnerismo.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000