POLITICA ECONOMIA

El RAP del poder: la red que vincula a los políticos al servicio de EEUU

José Cano, Domingo Amaya, Mariano Campero, Esteban Jerez, El ex legislador Ocaranza y el diputado ruralista Juan Casañas forman parte de este grupo politico.

Responsive image
Share on Google+




La Red de Acción Política (RAP) es una fundación que se dedica a la  formación de la dirigencia política en Argentina. Es auspiciada y financiada por embajadas y multinacionales, grandes bancos privados, y las principales empresas locales de propiedad de las familias Urquia, Rocca, Pagani, etc. Entre sus integrantes hay altos funcionarios del Pro, la UCR, el socialismo, el justicialismo, el GEN, el Frente Renovador, e incluso del kirchnerismo.  En su  consejo directivo y asesor, figuran banqueros con intereses en la deuda pública argentina, e intelectuales orientados al pensamiento neoliberal. Que ejecutan una bajada de línea hacia numerosos políticos argentinos, creando así una red o logia moderna, que atraviesa a casi todos los partidos políticos. Y ha facilitado la instauración de determinadas políticas a favor de los intereses empresarios y geopolíticos de quienes la financian y auspician, no precisamente en bienestar del pueblo, ni de los intereses argentinos.

El rap es esencialmente una música afroamericana contra el poder y el establishment. No obstante Alan Clutterbuck inició en 2002, con otro grupo de personas que provenían del mundo empresarial y académico de universidades privadas de renombre como la de San Andrés y Di Tella, otra RAP, abreviatura de Red de Acción Política. La cual se revela en un sentido enteramente inverso, al ejecutar una música y letra en defensa del establishment local e internacional.

El fin de esta fundación (https://fundacionrap.org) a juzgar por la pertenencia partidaria de la mayoría de sus integrantes, el perfil académico de las universidades donde realizan sus simposios, la trayectoria de sus consejeros, y el tipo de empresas que la sostienen, es formar nuevos dirigentes políticos con una visión neoliberal de la cosa pública.
Portal web de la Fundación RAP

Alan Clutterbuck, hasta ese momento, era conocido por el secuestro y desaparición, en 1988, de su padre, el “capitán de industria” Rodolfo, “Ralph”, quién en vida secundó a Domingo Cavallo en la presidencia del Banco Central, cuando este estatizó la deuda privada, y luego integró los directorios del Banco Francés y el Grupo Alpargatas. Los raptores nunca entregaron una prueba de vida y las comunicaciones se cortaron rápidamente. Jamás se encontró su cuerpo, y aunque se sospechó de “la banda de los comisarios” que secuestró a Mauricio Macri, hasta la fecha casi treinta años después, su desaparición no ha sido aclarada, dejando la impresión de que no existió un gran tesón para averiguar lo sucedido.
Rodolfo Clutterbuck, el “capitán de industria” desaparecido durante la democracia

Luego Alán detentó un cargo de secretario de estado en el Ministerio de Economía durante el gobierno de Carlos Menem,  y recientemente fue el coordinador de los equipos técnicos de la actual ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

En dialogo con Stripteasedelpoder.com, Clutterbuck, aseguró que la fundación es plural ideológica y partidariamente. “Buscamos trabajar con políticos de distintos partidos, de diversas ideologías, distintos lugares del país, distintos niveles de responsabilidad, que compartan la vocación de fortalecer una democracia republicana y representativa, alentar la mejora del funcionamiento institucional, y el deseo de propiciar el desarrollo sustentable e inclusivo del país” nos aseguró el presidente del la RAP.

Las proporciones partidarias de los integrantes de la fundación contradicen los dichos de Clutterbuck. Hoy de los 180 políticos que integran el la RAP en todas las provincias argentinas, 100 pertenecen a la coalición oficialista Cambiemos y otros trabajan directamente para el oficialismo con el nombre de otro partido.

Entre las figuras más visibles se encuentran los macristas María Eugenia Vidal, Gabriela Michetti, Federico Pinedo, Esteban Bullrich; los radicales Oscar Aguad, Ernesto Sanz y José Cano; la candidata de 1País Margarita Stolbizer,  justicialistas más próximos al gobierno de Cambiemos como el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, y el vicegobernador cordobés y actual candidato a diputado nacional Martín Llaryora. El listado completo de los Raperos con foto y pertenencia política se puede ver aquí:

La logia del RAP demostró su capacidad de poder superestructural, al haber logrado a principios del 2016 escindir al bloque kirchnerista, con la creación del Bloque Justicialista liderado por el miembro del RAP, el diputado Oscar Alberto Romero. Que resultó ser una pieza funcional esencial, para lograr la gobernabilidad por parte del gobierno de Cambiemos, y reducir las posibilidades del kirchnerismo en el control de determinados organismos, como el Consejo de la Magistratura.

Y ahora RAP ha ratificado su extraordinario poder trans partidario, al lograr que Romero y dicho bloque se pliegue a la fulminante expulsión de la  cámara de su “compañero”, el ex ministro de Infraestructura Federal y Servicios Públicos y actual diputado, Julio De Vido. Lo cual hasta hace poco era un hecho impensable, acorde con el deber de lealtad que proclaman los integrantes del peronismo justicialista.

Y lo mismo hicieron los diputados cordobeses, en cuya cupula partidaria hay variós que pertenecen a RAP, como se verá seguidamente, que tambien dejaron trascender  que darán su voto para la expulsión de De Vido. Y además se jactaron de que en Córdoba no existen fueros, pero no dijeron que ello ni son necesarios, porque existe una supuesta Fiscalía Anticorrupción que monopoliza la acción contra funcionarios y mandatarios publicos, y se encarga  que no haya acusación alguna contra ellos. No obstante que los niveles de corrupción no tienen nada que envidiarle a los que se atribuyen al kirchnerismo.

Los directores de orquesta y compositores del RAP del establishment

Una forma de visibilizar su orientación política es conocer la trayectoria de los integrantes de su consejo directivo y de asesores. Entre los primeros se encuentran: Enrique Cristofani, Presidente del Banco Santander Río; Gonzalo Tanoira, Director Financiero y CEO de Patagonia Gold PLC (minera inglesa) y Timothy Gibbs, ejecutivo del Citibank, vinculado durante el 2002 a la causa de los banqueros responsables del corralito financiero.

Los asesores del RAP inclusive son más conocidos por su filiación política y orientación ideológica. Uno de estos el escritor Marcos Aguinis, conocido por su filiación a la UCR. Fue secretario de Cultura de la Nación durante el gobierno de Alfonsín; a su vez es uno de los fundadores del efímero Grupo Aurora, creado para contrarrestar la constelación de intelectuales que conforma el espacio Carta Abierta. Sus más recientes vínculos con la política evidencian su ideología neoliberal, ya que fue colaborador de Ricardo López Murphy cuando éste se presentó como candidato a presidente en 2003 y en 2015 apoyó a Mauricio Macri en su candidatura a Presidente de la Argentina.

Otro de los asesores es Nicolás Aguzín, ex presidente ejecutivo de JP Morgan América latina, la financiera norteamericana con claros intereses comerciales en los títulos de deuda pública argentina. También asesora a la RAP, el politólogo argentino Natalio Botana, sobrino del ex director del extinto diario Crítica, Natalio Félix Botana, quién a su vez pregonó a través de ese medio impreso una clara orientación antiperonista. El politólogo Botana es docente hoy de la Universidad Torcuato Di Tella, casa de estudios dónde se formaron varios miembros del gabinete de Mauricio Macri. También proveniente de la Di Tella, es asesor de RAP, el abogado Juan Cambiaso, quién es Presidente del Consejo de Desarrollo de la Escuela de Derecho de la mencionada universidad.

El RAP de los sponsor

Un punto muy sensible a la hora de intentar comprender a que intereses responde una organización civil como la RAP es su financiamiento. Su fundador Clutterbuck defiende a capa y espada el mismo, jactándose de la supuesta independencia que le otorga cuando asegura:

“Nuestra política poner un tope a las donaciones individuales que podemos recibir (nadie hoy representa más del 5% de nuestros ingresos), que no recibimos fondos de políticos o ex políticos y de empresas controladas / vinculadas con ellos, y que tampoco nos permitimos recibir aportes de empresas de medios de comunicación o de juego.  Tenemos procedimientos internos para analizar casos de sectores o empresas que sean susceptibles de cuestionamientos legales”.

Su fundamentación parece una utopía maravillosa,  pero la realidad sobre financiamiento de la RAP, según su propia página web está vinculada a organismos internacionales, embajadas, empresas y bancos que apoyan la medidas neoliberales. RAP es apoyada por organismos internacionales tales como la Organización de Estados Americanos (OEA); el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); la fundación  Rockefeller a través del Centro de Estudios de América Latina de Universidad de Harvard; y las embajadas en Argentina de Estados Unidos, Inglaterra; Australia y Nueva Zelandia, entre otras.

Entre las empresas que la financian figuran Coca-Cola,  Arcos Dorados (McDonald´s),  la financiera J.P. Morgan –familia Rockefeller-, la minera Barrick Gold, el ingenio azucarero Ledesma y los bancos Hipotecario, BBVA Francés, Galicia, HSBC y Santander Río. También la sponsorean Telefónica de Argentina, Laboratorios Bagó y los gigantes informáticos IBM, Microsoft, el grupo Techint  -familia Roca-, Pampa Energía –Marcelo Mindilin nuevo dueño de IECSA-,  Arcor, Pagani, AGD, de la familia Urquia.

En la siguiente imagen .gif, se  puede ver en detalle a todos sus integrantes, ninguno de los cuales se puede decir que no pertenecen al establishment local o internacional. En el cual tambien aparecen las embajadas que auspician y financian a RAP.

El RAP de las embajadas anglo estadounidenses

Un punto notable son las embajadas que auspician y apoyan financieramente a RAP, que singularmente están encabezadas por la Embajada Británica, con la que el país ha tenido en las últimas décadas escabrosas relaciones, e incluso suspensión de ellas, con motivo de la guerra de Malvinas de 1982 y sus secuelas.

Manteniendo en este momento Argentina con dicho país, uno de los conflictos geopolíticos más extensos e importantes del mundo, por la cuestión de las islas Malvinas, su mar territorial, y su proyección hacía la Antártida. Que tienen cuantiosas riquezas ictícolas, petrolíferas, y lo que se considera la minería del futuro de los nódulos polimetálicos.

Conflicto respecto al cual, el actual Gobierno de Cambiemos propone una inusitada política de cooperación y no de confrontación, para asegurar el bienestar de los isleños. O sea de los colonos británicos, sin tener mayormente en cuenta ni el bienestar, ni los intereses de los argentinos a corto y largo plazo.

En segundo lugar aparecen las embajadas de Canadá, Australia, Nueva Zelandia, y Sudáfrica, pertenecientes a la Mancomunidad Británica de Naciones (British Commonwealth of Nations), las cuales suman cinco de las ocho embajadas que apoyan a la RAP, exceptuando la Embajada Argentina.

A su vez las otras tres embajadas, las de Estados Unidos, Suiza, y España, mantienen lazos más que amistosos con el Reino Unido de Gran Bretaña, como pudimos apreciar en la mencionada guerra de Malvinas, cuyo contencioso que le dio motivo aún no ha sido resuelto. Lo cual pone en evidencia de la existencia de un sutil medio de penetración en nuestro país, por parte de la potencia mundial que es nuestra adversaria en ese importantísimo  conflicto.
Raperos adoctrinados en Norteamérica

La RAP ha participado de congresos  y encuentros de políticos diversos países como España, Nueva Zelandia, Australia, Colombia, Helsinki y Chile. Ahora bien para los simposios que la propia fundación organizó en los últimos años, el destino  fue único: Universidades de Estados Unidos. Así fue que dichos encuentros se realizaron en Harvard (2010 y 2014), Columbia (2012 y 2016), Georgetown (2015)  y el más reciente en febrero de este año en Stanford.

U

Hay dos cuestiones por las que la Red de Acción Política está bajo sospecha. Una es la participación de Alan Clutterbuck en un escándalo con su consultora Poliarquía, de la cual es socio mayoritario. La segunda cuestión afecta directamente a la RAP, es la participación de políticos en una operación política que consistió en generar la crisis política en Tucumán, con la denuncia nunca comprobada de fraude en las elecciones de gobernador de 2015.

En el conflicto con Poliarquía, Clutterbuck es copropietario de esta consultora junto al ex marido de gobernadora María Eugenia Vidal y actual intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro. Durante la campaña electoral del 2015 la legisladora porteña del partido Nuevo Encuentro, Gabriela Cerruti, denunció la contratación por parte del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, donde trabajaba Vidal, de la consultora Poliarquia, propiedad de su entonces marido Tagliaferro.

En el segundo caso, los integrantes de la fórmula del Acuerdo Para el Bicentenario, José Cano y Domingo Amaya y el diputado ruralista Juan Casañas, fueron señalados por ser los tres principales protagonistas de los hechos supuestamente destituyentes que se vivieron en la provincia de Tucumán, al denunciar un fraude que no fue comprobado.

Estos tres dirigentes pertenecen a la Red de Acción Política. Los sucesos comenzaron con un reclamo de ruralistas -liderados por el diputado nacional Juan Casañas- que sitió la céntrica Plaza Independencia por una treintena de tractores en reclamo de rebajas impositivas y continuaron con las denuncias de “fraude electoral” y de “asociación ilícita” en contra del gobierno de dicha provincia. Y recientemente dos años después, la Corte Suprema desestimó de plano la posible existencia de un fraude.

http://www.lanacion.com.ar/2042126-la-corte-suprema-de-la-nacion-convalido-las-elecciones-tucumanas-de-2015
Portada de TN (Grupo Clarín) haciéndose eco de las falsas denuncias de fraude en Tucumán

De esta manera, la RAP, que su presidente Clutterbuck promociona como casi como una asociación altruista, en los hechos es una organización con gran poder de lobby y acción, gracias al reclutamiento de dirigentes y funcionarios públicos de distintas vertientes políticas. Una especie de logia moderna, respaldada por los grandes intereses políticos, económicos  y financieros mundiales, con la cual, gran parte  dirigencia local se ha encandilado gracias de los destellos de los simposios, seminarios, viajes al exterior y encuentros con funcionarios de Estados Unidos.

A diferencia de las logias masónicas del pasado, la RAP funciona de manera abierta, sin esconderse. Por el contrario ostentándolo. Demostrado la naturalización que tenemos los argentinos respecto la notable injerencia política que existe en nuestro país, por parte de los poderes económicos locales y mundiales. Y de las potencias foráneas, incluyendo aun a quienes son nuestros adversarios en conflictos en pleno desarrollo, como es el caso del Reino Unido de Gran Bretaña en relación con Malvinas.-

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000