POLITICA ECONOMIA

La economía argentina descendió un 4% y no se avizora pronta recuperación

Tal como se preveía, el nivel de actividad económica argentina registró un fuerte retroceso en el segundo trimestre del año.

Responsive image
Share on Google+




Tal como se preveía, el nivel de actividad económica argentina registró un fuerte retroceso en el segundo trimestre del año. En relación al mismo período del año anterior, tuvo una contracción del 4,2%, lo que constituye la mayor baja desde el tercer trimestre del 2014.

El pobre desempeño se explica principalmente por un desplome del 31,6% del valor agregado en el sector de agricultura, ganadería, caza y silvicultura, producto de la inédita sequía. Esto tuvo como reflejo una caída de las exportaciones del 7,5%, siendo el sector de la demanda global más afectado entre abril y junio del 2018.

Por su parte, el consumo público decreció 2,1%, mientras que la formación bruta de capital fijo, el consumo privado y las importaciones subieron un 3,1%, 0,3% y 2,7%, respectivamente.

La mejora de inversiones se explicó por el incremento del 5,4% de la inversión en construcciones, la suba en 9,5% de otras construcciones, el aumento en 5,4% en maquinaria y equipo y al decrecimiento de 11,6% en equipo de transporte. A su vez, dentro de maquinaria y equipo, el componente nacional decreció 6,6% y el componente importado creció 12,6%.

En términos desestacionalizados, con respecto al primer trimestre de 2018, hubo un mayor reflejo de los efectos de la devaluación de la moneda, impactando en el comercio exterior, consumo e inversiones, tal como se preveía. En este caso, el consumo privado decreció 1,1%, la formación bruta de capital fijo cayó 6,9%, las exportaciones se contrajeron 14,2% y las importaciones lo hicieron en un 5,4%.

El resto de los sectores de la actividad más perjudicados fueron la pesca (-13,7%); transporte, almacenamiento y comunicaciones (-3,8%); y dos de las ramas con más importancia en el conjunto del PBI: comercio (-1,6) e industria manufacturera (-1,8%).

Por el contrario, entre los sectores que tuvieron un desempeño positivo se destacaron minas y canteras (4,5%), intermediación financiera (8,7%) y construcción, que con un alza del 5,5% todavía sin notarse el efecto del parate de la obra pública.

De esta manera, los primeros seis meses del año acumulan una recesión del 0,5%, cifra que según el propio Ministerio de Hacienda llegará al 2,4% para el total del 2018.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000