OPINIÓN

El Grieta Virus, retoma sus feroces ataques

Peligroso y descontrolado, el virus del poder concentrado se ensaña con el Gobierno de Alberto y Cristina

Responsive image
Share on Google+




Por Juan Serra para Agenda Uno

De virus y pandemias hablaremos. Pero no es necesario irse hasta la República Popular China.

Los argentinos, también los Latinoamericanos, padecemos de un virus tal vez más potente y persistente que el que apareció en China. Es el  Grieta Virus, que vive entre nosotros desde hace cientos de años y cada tanto muta, se fortalece y ataca con más saña. Pareciera que hay momentos históricos que lo pone loco.

Este es el padre-madre de todos los virus, porque a partir de él se generan otros que también causan alteraciones en la salud, estados de violencia descontrolada, hambre, mortalidad infantil y mortalidad de las otras.

Se trata de un virus inteligente. Muy inteligente. Y la tiene re-clara, diríamos en lunfardo básico. Lo vemos hoy tratando de socavar e infectar al gobierno de Alberto Fernández.

Este Grieta-Virus es el que mejor conoce y define al peronismo, tal vez mejor que muchos peronistas. Por eso le teme y lo ataca permanentemente. Su chip básico es impedir que esa locura peronista-sanadora-popular se propague por la sociedad argentina.

¿Y por qué se ha vuelto tan selectivo e insistidor en atacar al peronismo? Simplemente porque el virus quiere atacar a los más, a los nadies, a los que cree indefensos. En síntesis, al pueblo. Su intuición y memoria histórica le dice que en el Peronismo están los anti-cuerpos sanadores para lograr una sociedad donde más gente viva mejor.

Al Grieta Virus su inteligencia mutante le permite aparecer de varias formas. Vino como conquistador-invasor en los barcos desde España y luego fue mutando hacia todas las variantes depredadoras de lo viviente, sea humano, animal o paisaje. En su esencia de virus está sentirse dueño de la vida de otros. Su capacidad de adaptación y colonización es infinita, cuenta con laboratorios de ideas, sofisticados equipos de radios, múltiples papers que se distribuyen como diarios y hasta universidades, porque su platillo favorito son los cerebros.

¿Cómo nos defendemos? Eliminarlo es imposible, habría que retroceder al origen del patriarcado y desterrar la apropiación de excedentes, y con él desterrar la aparición de la desconfianza, la consolidación del poder y la violencia. No podemos volver el tiempo atrás. Hay que acostumbrarse a convivir con él, cercarlo y disminuir su capacidad de daño.
Es importante comprender que no es nuestro, que no es originario de esta tierra, que lo trajeron de afuera, como la sífilis que vino con Don Pedro de Mendoza.
El Grieta Virus no presenta fisuras, aparece como un Todo. De la misma forma debería ser el antídoto, sin fisuras, poder identificarlo como el virus principal. No combatirlo jugando al todo o nada, evaluar el momento histórico con los antídotos posibles y fortalecer primero los cuerpos con las defensas más bajas.

También podemos mantenerlo controlado aprendiendo de él y, por sobre todas las cosas, hacer lo contrario: defender la vida respetando al otro y la naturaleza.
Una red peronista-nacional-popular hiper-conectada seguramente hará retroceder al virus.

Pero hoy está loquito e intuye, entre el humo del choripán, el retumbar de los bombos y el festejo del carnaval, que hay mucha energía plebeya indisciplinada en el ambiente.

 

Estrategias de Compra Y venta

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000