ESPECTACULOS

Un principito con la impronta de Milo Lockett

El principito de Antonie De Saint Exupery, un clásico de la literatura universal, ahora cuenta con nuevas ilustraciones repletas de los colores.

Responsive image
Share on Google+




Formas estridentes características de Milo Lockett, quien las presentó a la prensa en el espacio de arte que posee en el barrio porteño de Palermo.


"Es un libro que a mí me gusta mucho y que me acompañó desde muy chico", aseguró el artista aTélam, poco antes de comenzar la firma de ejemplares, que llegó con el condimento especial de agregarle un dibujo a cada una de las tapas que grandes y chicos le acercaban a su mesa, llena de bocetos y características ilustraciones.

El Principito recreado por Lockett para editorial Atlántida es un tanto particular: no tiene brazos y camina en un sólo pie, además de tener el típico rostro de las obras del artista (un ojo un poco más grande que el otro) y de que la rosa que porta es desproporcionadamente hermosa en tamaño y color.

"Este trabajo me despertó muchas fantasías, una de ellas las ganas de vivir dentro del libro, ser parte de la historia", reveló el artista, en tanto rememoró que cuando lo convocaron desde la editorial lo primero que lo "tentó" fue el "extraordinario" equipo que lo recibió, junto al que trabajó "a la par".

"Fue un trabajo muy cuidado -aseguró-, de mucho tiempo de observación, de pensar en el dibujo, en los colores... queríamos que sea algo que esté a la altura de 'El Principito'".

Al parecer, esas expectativas se cumplieron; entre los asistentes había dos personas ansiosas haciendo fila para que les firme el libro, eran docentes de la Escuela Infantil 13 del barrio porteño de Pompeya que le acercaban al artista una carpeta realizada en cartulina con varios dibujos de sus alumnos de cinco años.

"Trabajamos en la sala con las obras de Milo, descubrimos sus trazos y colores; lo primero que nos dijeron los chicos es por qué si es un artista pinta 'tan mal' -ríe Carla Suárez, del Jardín de Infantes Villa Zabaleta-; pero después nos acercamos a Barrancas de Belgrano donde Milo estaba dibujando y los chicos quedaron encantados con la experiencia de haber pintado con él".

El libro cuenta con grandes trabajos que acompañan la traducción de Diego Muzzio y hace la mistura perfecta entre sensaciones visuales y auditivas, logrando una versión cautivante para grandes y chicos.

Esta obra trata sobre el encuentro -en un desierto africano- del escritor francés con su pequeña invención, con quien mantiene conversaciones sencillas y hasta insólitas en torno a la idea del bien y del mal, el significado de ser adulto y los hitos que tapizan la transición de la niñez a la vida adulta.

¿Lo tuviste que releer para darle vida con tus trazos? "Sí, aunque es un libro que siempre me acompaña porque siento que está lleno de verdades y consejos, todo lo que dice parece que te habla a vos directamente", sostiene el artista que el fin de semana próximo se presentará en la Bienal de Arte y Dibujo de Resistencia, en su Chaco natal.

"Si bien el dibujo fue rápido -admitió Lockett- lo que me costó fue tomar la decisión de hacerlo. Hubo como un proceso de un año porque sentía mucha presión, era 'El Principito' -remarca- y no sabía cómo empezar el dibujo. Pero de pronto, un día cualquiera decantó y lo dibujé en una tarde".

Este artista autodidacta comenzó su carrera luego de trabajar varios años en la industria textil, con una estampadora propia que cerró en 2002 para dedicarse por entero a la pintura, logrando un público fiel y heterodoxo que va desde grandes coleccionistas a 'amateurs' y amantes del arte que buscan sus primeras obras de arte.


Fuente: Telam.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000