ESPECTACULOS

Treinta cuentos de escritores argentinos en la voz de actores y actrices

Todos en una antología local que cruza geografías, el uso de la primera persona y diversas generaciones de escritores y que le da cuerpo a Audioteca, la primera colección para que todos la puedan descargarla gratis.

Responsive image
Share on Google+




Con la dirección general de la cineasta Lucrecia Martel, la selección de cuentos de Graciela Speranza y el respaldo del Ministerio de Cultura de la Nación, treinta actores y actrices argentinos pusieron su voz para leer e interpretar otra treintena de relatos, una antología local que cruza geografías, el uso de la primera persona y diversas generaciones de escritores y que le da cuerpo a "Audioteca", la primera colección para que todos aquellos que por diferentes motivos no acceden a una lectura directa puedan descargarla gratis.

Bajo el espíritu del artículo 66 de la Ley de Servicios Audiovisuales, que procura garantizar el acceso de todos a los contenidos culturales y, con la experiencia personal de Martel, quien contó: "En mi familia tenemos casos de dificultades para leer y eso hizo que nos contactáramos con un mundo que no tiene acceso a cosas bien grabadas y hechas con cierto estándar de calidad de audiolibros", y así surgió esta colección inclusiva de "libros a viva voz", como remarcó la salteña, que se puede descargar en diversos soportes tecnológicos y que hoy se presentó oficialmente en la Biblioteca Nacional.

Un músico ciego, una joven con sus auriculares en la plaza con sus ojos cerrados, madre e hija compartiendo una tablet, la abuela frente la computadora y un hombre manejando son escenas de una pieza introductoria con un fondo con la misma musicalidad: actores y actrices leyendo cuentos. Sus voces le dan vida a universos escritos, renovando esos relatos, permitiendo viajar, cruzar campos, escuchar tonadas y giros regionales, imaginar y dejarse llevar por la sorpresa y la potencia del sonido.

"La idea fue instalar una plataforma que quede abierta a los proyectos que la gente quiera acercar y ser accesibles de forma pública y gratuita con audiolibros, audioensayos y poesía en la página del Ministerio. Es un lugar abierto a que se sumen proyectos para hacer accesible la literatura para que gente que por trabajo, porque no puede ver o no se puede mover pueda escuchar buenos cuentos", dijo la directora de "La ciénaga", sobre esta primera colección llamada "Lugares".

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, que recordó que su primer maestro de música era ciego, explicó que esta Audioteca "era necesaria".

"Cuando Lucrecia me comentó este proyecto que venía trabajando largamente y no se había concretado por razones burocráticas, me transmitió la necesidad que ella percibía y que todos sabemos que está, pero de pronto alguien lo pone adelante, de una manera única. Eso fue como ella lo hizo".
La Audioteca (audioteca.cultura.gob.ar) es una acción incluida en programa Cultura Accesible que está destinada a personas con discapacidad o sin ella, ya que, por su formato, permite el acceso a la literatura cuando la lectura directa no es posible. "Son cuentos de autores argentinos con la particularidad de mostrar geografías y paisajes de nuestro país, leídos por actores y actrices de la escena nacional. El objetivo es que esta Audioteca esté a disposición de todo el público", dijo a Télam Viviana Susena, al frente del programa Cultura Accesible.

"Esta no es solamente para que el que no puede leer, sino para el que no puede leer de otras formas, pero puede oír imágenes transformadoras como es siempre el arte, una herramienta del ser humano para transformar y enriquecer su espíritu. Celebro este programa, este trabajo de la inclusión de muchos modos. Es para apluadir", expresó Parodi emocionada.

Por su parte, Graciela Speranza, crítica, narradora y guionista de cine, la otra cara visible del proyecto junto a Martel y a María Onis, fue quien realizó la curaduría de los cuentos.

"Son relatos fuera de los clásicos de las antologías. Son cuentos en primera persona porque acercan la voz a un lugar y la otra idea fue precisamente la de Lugares, como se llama la colección, para que llevaran al lector a habitarlos con esa anécdota. La reunión de ambas ideas dio una selección de cuentos bastante imprevisibles", explicó a Télam.

La sorpresa la brinda la variedad de autores que van de Borges a Fogwill, pasando por Di Benedetto, Mario Ortíz, Elvira Orphee, Sara Gallardo, Elvio Gandolfo, Daniel Moyano, Leticia Obeid, Silvina Ocampo, Piglia, Patricio Pron, Martí¬n Rejtman, Briante, Marcelo Cohen, Conti, Héctor Tizón hasta Hebe Uhart y Damián Ríos. Pero también ese efecto se lo imprime la "mezcla inesperada de lectores. A veces esas voces sintonizan con la que uno imagina y, a veces, es absolutamente sorprendente porque renueva el cuento", agrega.

En ese sentido, la renovación de la práctica del audiolibro -sea por formato, estilo, dirección, estética, autores e intérpretes- desde la mirada de una cineasta "puede aportar un contacto nuevo y creo que todo el mundo espera eso de un Ministerio de Cultura, que no se repitan los mismos nombres", subrayó Speranza.

Martel presentó la Audioteca con un audio singular, la grabación -entre infantil y terrorífica- de Silvina Ocampo mientras leía un relato. Un hallazgo de cintas que la cineasta encontró cuando filmaba "Las dependencias", una introducción al mundo de la escritora que se estrenó en 1999.

Este fue el puntapié para hablar del aspecto sonoro de las narraciones, de la "cultura como un juego para compartir y para abrir", como manifestó porque para ella "la literatura en forma de sonido es poder compartir con más gente".

Así también lo sintió Alejandro Awada, actor que por estos días deslumbra en la miniserie "Historia de un clan" y que no dudó ser parte de esta iniciativa. "Me tocó narrar un cuento de un escritor que admiro como Di Benedetto dirigido magistralmente por Martel. El propósito fue despojar y despojarme de toda intención narrativa para que sencillamente el cuento sea, ofrecer lo que el cuento ofrece. Creo que está logrado. Me llena de orgullo, es un precioso proyecto porque por esta vía podemos acceder a flores culturales", dijo aTélam.

Martel trabajó mano a mano con cada actor y cada actriz, marcando párrafo a párrafo, potenciando tonadas, despertando imágenes mentales. "Nos juntábamos a ensayar, a construir esa voz y ese personaje y darle a cada cuento la impronta que queríamos. Fue un trabajo larguísimo y ojalá se aprecie y lo puedan disfrutar", contó Martel, que este año filmó "Zama", película basada en la novela homónima de Di Benedetto.

Entre los actores también estuvieron Adriana Aizemberg, Alberto Ajaka, Mario Alarcón, Guillermo Arengo, Fabián Arenillas, Norma Argentina, Cristina Banegas, Esteban Bigliardi, Eva Blanco, Mónica Cabrera, Manuel Callau, Claudia Cantero, Marco Antonio Caponi, Tata Cedrón, Alejandra Flechner, Stella Gallazi, Maximiliano Gallo Marta Lubos,Verónica Llinás, Capullo Medina, Iván Mosher, Fernando Noy, Erasmo Olivera, Erica Rivas, Osvaldo Santoro, Roly Serrano, Jaime Torres, Humberto Tortonese y Luis Ziembrowski.

"La cultura -concluyó Martel- es lo único que nos convierte en comunidad, lo que permite la circulación simbólica entre nosotros, lo que nos da un pasado en común. La heterogeneidad y la diversidad es lo que enriquece la cultura y nosotros quisimos aportar un grano más en ese camino".


Fuente: Telam.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000