ESPECTACULOS

Bándalos Chinos se afianza como una de las propuestas más interesantes del pop

A partir del rescate de un sonido pop ochentoso que tiene a Virus como principal referente, el grupo independiente lanzó “El Verano”, un nuevo single y se afianza como una de las apariciones más interesantes en el panorama musical local.

Responsive image
Share on Google+




Bándalos Chinos lanzó un nuevo single titulado "El Verano", editó dos discos y participó en el Pepsi Underground Music junto a Babasónicos, Illya Kuryaki and The Valderramas y El Cuarteto de Nos.

Formado en 2009 y oriundo de Beccar, este sexteto independiente, que incluye dos guitarras, dos teclados, bajo y batería, se hizo notar sobre todo con el lanzamiento de "Nunca estuve acá", corte principal que le da nombre a su segundo disco, en donde pareciera haber encontrado su identidad musical definitiva.

El sonido cristalino de guitarras, el predominio de sintetizadores, el falsete en la voz de su cantante Goyo Degano y melodías bailables se convirtieron en la marca de fábrica de esta agrupación que pareciera retomar algunas banderas levantadas a mediados de los ' 80.

"Con 'Nunca estuvo acá' encontramos una veta. Creemos que todavía hay mucho por explotar, pero en este camino. Seguramente intentaremos reinventarnos todo el tiempo, pero es mucho más Bándalos Chinos este disco que el anterior", dijo a Télam el vocalista del grupo.

Por su parte, el guitarrista Iñaki Colombo, responsable en gran medida del sonido de Bándalos Chinos, coincidió con Degano aunque advirtió que "uno como artista siempre está insatisfecho".

Una primera comparación entre su primer trabajo, editado en 2012, que lleva el nombre de la banda, y su segunda placa arroja diferencias notables en lo que respecta a la depuración del estilo musical.

Mientras "Bándalos chinos" resulta un compendio de once canciones en donde se destaca el sonido roquero de las guitarras y bases más cercanas al funk, "Nunca estuve acá", registrado en los Estudios MCL y producido por Colombo, muestra al grupo con un audio más pulido, mayor presencia de los teclados y guitarras más cristalinas.

Sin embargo, el hallazgo del perfil musical de la banda tuvo mucho de azaroso, según reconocen sus integrantes, quienes recordaron que el germen fue "un grupo de amigos del colegio que se juntaban para tocar 'una que sepamos todos'".

"El primer ensayo que hicimos fue un tema del Flaco (Luis Alberto) Spinetta. Tocamos 'Durazno sangrando' y ahí fuimos buscando un sonido, un estilo", rememoró Colombo.

"Ese fue el hilo conductor para empezar a tocar. A partir de ahí empezamos a buscar en la canción y que sea ella la que le diera forma a la banda", apuntó Degano.

Pero la identidad de esta formación pareció encausarse definitivamente cuando Colombo adquirió un sintetizador vintage de origen japonés.

"Luego de un primer disco más setentoso, con un rock de guitarras y un sonido más funkero, me hago traer de Japón un sintetizador de los '80. Hasta ese momento, éramos Goyo, el guitarrista Tomás Verduga, el baterista Matías Verduga, el bajista Nicolás Rodríguez y yo. Pero se suman mi hermano Salvador, en sintetizadores, y esta herramienta nueva que me compro", narró Colombo.

Por su parte, Degano también fue modelando un personaje que se apodera del escenario cuando la banda se presenta en vivo, con vestimentas especiales y pelucas, más allá de la depuración de su estilo como cantante.

"Al principio yo era un cantante mucho más expresivo desde los yeites, casi yendo al virtuosismo. De a poco empecé a simplificar mis líneas, empecé a sonar incluso hasta medio femenino. Digamos que me hice cargo del rol de frontman y empiezo a usar pelucas, ropas apretadas, una cosa medio andrógina", expresó el vocalista.

El minimalismo también alcanzó a las letras de "Bándalos chinos" que en su último disco se debaten entre las dudas existenciales de "Nunca estuvo acá", la ironía y juegos de palabras de "Chino Town" y la faceta lúdica de "Rana Fénix".

"Nos gusta la poesía, entonces hay una búsqueda de decir las cosas en apariencia livianas pero con sentido. Por ejemplo, nos pasamos horas entre nosotros debatiendo si 'Nunca estuve acá' se refiere a algo físico o mental. Tratamos de vivir de manera alegra y hacemos letras divertidas tratando de transmitir eso, a pesar de las cosas negativas que tiene el mundo", señaló Degano.

-¿Cómo se trabajó para alcanzar el sonido pulido con el que cuenta la banda?
-Colombo: Hay un trabajo muy minucioso en los ensayos. Somos muy detallistas y estamos siempre analizando lo que hacemos. Cada idea que aparece, más allá de quién la proponga, le damos todas las vueltas posibles hasta que encontramos lo que queremos.
-Degano: También tiene que ver con que en vivo trabajamos con proyecciones y muchas veces queremos que todo entre perfecto con lo que está sonando. Entonces hubo una búsqueda de perfeccionarnos en ese sentido, pero a la vez sin que se pierda frescura. Por eso es un laburo muy minucioso.

-¿Siempre hay proyecciones en sus shows en vivo?
-Degano: Salvo que sea un festival, como el Pepsi Underground, en donde la puesta ya no depende tanto de nosotros. Somos bastante teatrales en ese sentido, pensamos en las luces, la ropa y las imágenes como un todo.
-Colombo: Las proyecciones, igual que los videos, están a cargo de Tomás Terzano, que es un amigo nuestro. Completan la experiencia. Es parte de la estética de la banda.

-El carácter independiente de la banda, ¿es una elección o es algo que se fue dando de esa manera?
-Degano: Un poco y un poco. Por un lado, tenemos como ejemplo a Spinetta, que siempre hizo lo que quiso a pesar de trabajar con discográficas. Pero por otro lado no tuvimos muchas oportunidades. No nos ofrecieron nada, ni siquiera de sellos independientes. Trabajar así tiene su techo, así que las puertas están abiertas. Si no hay propuestas, las iremos a buscar pero lo mejor sería que se dé un vínculo natural para no deberle nada a nadie.

-¿Qué significó para ustedes el participar del Pepsi Underground Music?
-Colombo: Fue un lindo regalito de fin de año. Ya habíamos cerrado el año en el Konex y apareció esto. Participamos del concurso organizado por Vorterix sin demasiadas aspiraciones de ganar. Sólo por el placer de actuar en el auditorio Luis Alberto Spinetta. El haber estado en esa cartelera y que te nombren todo el tiempo en la radio hizo que nos conocieran más, aunque sea de nombre. Esto te da una exposición, pero no más que eso. Hay que seguir trabajando.
-Degano: Fue muy loco ese día porque no nos dieron ninguna indicación. Nos dijeron 'toquen' y nada más. Tuvimos mucha libertad. Aceptamos actuar sin la puesta y las visuales habituales en nuestras presentaciones por tratarse de algo especial.
-Colombo: Los festivales son una experiencia que te permite que te vea gente que no lo haría de otra manera.
-Degano: Además, no tenés el desgaste de ver si ganás o perdés plata, cuántas entradas se vendieron, etc. Es ir y tocar.


Fuente: Telam.

www.agendauno.com.ar - info@agendauno.com.ar
San Martin 623 – 2do. Piso – Ofic. 1 - Tel 422-0217
San Miguel de Tucumán - Tucumán, Argentina - C.P. 4000

Escucha "WhatsApp Audio 2019-08-15 at 09.44.15" en Spreaker.